Cómo producir más leche materna naturalmente

como producir mas leche

Las primeras cuatro a seis semanas de amamantamiento son fundamentales para el éxito de la lactancia, especialmente si es madre primeriza. Durante estas semanas tú y tu bebé estaréis adaptándoos a una nueva rutina. También es el momento en el que se está estableciendo un suministro fuerte y saludable de leche materna.

“A nivel mundial, se estima que el 12% de la mortalidad en niños menores de cinco años es atribuible a prácticas de lactancia materna subóptimas

La lactancia materna se considera la fuente de nutrición más importante en el primer año de vida tanto para los recién nacidos como para los bebés prematuros debido a sus conocidos efectos positivos sobre los resultados a corto y largo plazo.

Como madre primeriza, una de las muchas preguntas que pueden pasar por tu mente es, “¿cómo puedo comenzar a aumentar el suministro de leche?” Si notas que tu bebé está aumentando de peso bien, probablemente no tengas que preocuparse por la baja producción de leche. Sin embargo, si sientes que tienes un bajo suministro de leche materna, existen algunas formas de abordar este problema.

¿Por qué podrías estar produciendo poca leche materna?

Algunas mamás primerizas tienen dificultades para producir suficiente leche materna debido a razones médicas, que incluyen:

  • La pérdida excesiva de sangre (más de 500 ml) durante el parto o los fragmentos retenidos de la placenta pueden retrasar la salida de la leche (lo que generalmente ocurre alrededor de tres días después del nacimiento)
  • Antecedentes de síndrome de ovario poliquístico, diabetes, tiroides u otros trastornos hormonales. Las mamás con estas afecciones a veces experimentan un bajo suministro de leche.
  • La rara condición médica hipoplasia mamaria, en la que no hay suficiente tejido glandular productor de leche dentro de la mama.
  • Cirugías o traumatismos mamarios anteriores, aunque muchas madres que se han sometido a una cirugía continúan amamantando con éxito.

Si te encuentras en alguna de estas condiciones, consulta a un especialista en lactancia.

Cómo producir más leche materna de forma natural

Cómo saber si su bebé no está recibiendo suficiente leche materna

Aunque la producción de leche baja es poco común, es posible que tu bebé tenga dificultades para obtener la suficiente por otras razones durante las primeras semanas.

Es posible que no estés amamantando con la frecuencia suficiente o durante el tiempo suficiente, especialmente si estás tratando de ceñirte a un horario de lactancia en lugar de alimentar al bebé a demanda.

Por otro lado, el bebé podría no se estar agarrándose bien al pecho o que tenga una afección que dificulte la ingesta de leche.

“Los recién nacidos se alimentan cada dos horas y esto no es una señal de que no produzcas suficiente leche.”

No olvides que su bebé también amamanta para estar cómodo y es difícil saber cuánta leche toma su bebé durante cada toma; las cantidades pueden variar.

¿Qué señales indican que tu bebé no está recibiendo suficiente leche?

  • Poco aumento de peso
    Es normal que los recién nacidos pierdan entre el 5% y el 7% de su peso al nacer en los primeros días; algunos pierden hasta un 10%. Sin embargo, después de eso, deben aumentar al menos de 20 a 30 g por día y volver a su peso al nacer entre el día 10 y el 14.

    Si su bebé ha perdido el 10% o más de su peso al nacer, o no ha comenzado a aumentar de peso entre los días cinco y seis, debe buscar atención médica de inmediato.
  • Pocos pañales sucios o mojados
    La cantidad de caca y orina que su bebé tiene por día es un buen indicador de si está obteniendo suficiente leche o no. Busca atención médica si estás preocupada o si ha notado que los pañales sucios disminuyen en humedad y pesan menos.
  • Deshidratación
    Si su bebé tiene orina de color oscuro, boca seca o ictericia (coloración amarillenta de la piel o los ojos), o si está cansado y no quiere alimentarse, podría estar deshidratado.

La fiebre, la diarrea y los vómitos o el sobrecalentamiento pueden causar deshidratación en bebés.

Si sospechas que su bebé no está recibiendo suficiente leche, consulta a tu médico. El doctor evaluará si tienes poca producción de leche y observará una lactancia para ver si tu bebé está bien agarrado al pecho y está tomando suficiente leche.  

En muchas ocasiones uno de los errores más comunes, sobre todo en madres primerizas, es la postura a la hora de amamantar al bebé. La mala postura produce que la bajada de leche se dificulte y que sea más difícil para tu bebé agarrarse al pezón.

producir mas leche

¿Cómo funciona el suministro de leche materna?

La lactancia materna exclusiva y la alimentación complementaria adecuada son fundamentales para el mantenimiento del bienestar nutricional de los niños.

Una vez que ha bajado la leche materna, tus senos comienzan a producir leche a través de un proceso de “oferta y demanda”. Cada vez que se extrae la leche, ya sea al alimentar a su bebé o para almacenarla, tus senos producen más.

Es por esto que dar biberones de fórmula puede reducir la producción de leche ya que el cuerpo no recibe el mensaje de producir más leche materna, porque no se extrae ninguna.

“Cuánto más frecuente y eficazmente amamantes a tu bebé más leche producirás”

alimentos que producen leche materna

¿Cómo producir más leche materna de manera natural?

Hay varias cosas que deberás hacer para generar y mantener un suministro saludable de leche materna.

“Asegurarte de que tu técnica de amamantamiento es adecuada y amamantar con más frecuencia son las dos acciones más importantes necesarias para establecer y mantener un suministro saludable de leche materna.”

También hay otras formas de producir más leche materna de manera saludable y natural. ¡Te animamos a que las pruebes antes de tomar ninguna medicación!

Evalúa a tu bebé

Asegúrate de que tu bebé se agarra al pecho correctamente. Un mal agarre es a menudo la razón principal por la que el suministro de leche materna de una madre no es tan abundante como podría ser.

Cuando tu bebé se agarra correctamente y extrae la leche de tu pecho, estimula tu cuerpo para que produzca más leche materna.

Continuar amamantando

Tu cuerpo produce leche materna según las leyes de la oferta y la demanda. Aumenta la demanda y aumentará la oferta. Mientras su bebé se agarre bien al pecho, cuanto más amamante, más le estará diciendo a tu cuerpo que necesita más leche materna.

“En las primeras semanas después de que nazca tu bebé, debes amamantarlo cada dos o tres horas durante todo el día”

Si han pasado más de 3 horas y media desde el inicio de la última toma, debes despertar a su bebé para amamantar.

Usar compresión mamaria

La compresión mamaria es una técnica que se utiliza para ayudar a que un bebé ingiera más leche materna mientras se amamanta. También es una forma de extraer más leche materna del pecho cuando usa un extractor de leche.

No es necesario que uses la compresión mamaria si tu bebé se está amamantando bien. Sin embargo, si tienes un bebé somnoliento o un recién nacido que no es un lactante fuerte, la compresión de los senos puede hacer que la leche materna fluya y que su bebé beba.

amamantar en publico

Estimula tus pechos

Puedes utilizar un extractor de leche o una técnica de extracción manual para continuar estimulando tus senos después de que termines de amamantar a tu bebé. La estimulación adicional le dirá a su cuerpo que necesita más leche materna y se producirá más leche materna.

Aprender a extraerse la leche materna a mano puede resultar útil. Muchas mamás prefieren usar la expresión manual en lugar de usar un extractor de leche, ya que es más natural y no cuesta nada.

Durante los primeros días de la lactancia, la extracción manual puede resultar más cómoda y puede ayudar a extraer más leche materna que un extractor de leche. Sin embargo, es una habilidad, por lo que podría llevar algún tiempo aprenderla.

Realiza cambios saludables en tu estilo de vida

Es posible que no te des cuenta, pero algunas de las cosas que haces en tu rutina diaria pueden afectar el suministro de leche materna. Las cosas que pueden interferir con tu suministro de leche materna incluyen fumar, tomar la píldora anticonceptiva combinada, el estrés y la fatiga.

“Es muy posible que aumentes tu suministro de leche materna de forma natural haciendo algunos cambios en tu rutina diaria.”

Amamantar por más tiempo

Un recién nacido debe estar amamantándose durante al menos 10 minutos de cada lado. Si se queda dormido, trata de despertarlo suavemente para que continúe comiendo. Cuanto más tiempo pase tu bebé al pecho, más estimulación recibirás.

Ten en cuenta que, si omite las tomas o le das fórmula de leche a tu pequeñín en lugar de amamantarlo, no le estarás diciendo a tu cuerpo que deseas que produzca más leche materna por lo que tu suministro disminuirá a menos que te extraigas la leche.

Amamantar de ambos lados

Amamantar de ambos lados

Durante las primeras semanas, amamantar de ambos lados durante cada toma ayudará a aumentar el suministro de leche materna.

Asegurarte de alternar el seno con el que comienzas a amamantar cada vez que amamantas a tu bebé desde el primer momento.

Si siempre comienzas del mismo lado, ese seno puede producir más leche y volverse más grande que el otro. Después de las primeras semanas, cuando te sienta cómoda con la cantidad de leche materna que estás produciendo, puedes continuar amamantando de ambos lados o amamantando solo de un lado en cada toma.

Mantén despierto al bebé

Durante la primera semana de vida, algunos recién nacidos están somnolientos y duermen mucho. Si tienes un bebé somnoliento, no solo debes despertarlo cada tres horas para amamantarlo, sino que también debes mantenerlo despierto y succionando activamente mientras lo estás amamantando.

Aumenta el contacto piel con piel

Cómo producir más leche materna

El cuidado canguro es coloquialmente conocido como el contacto piel con piel y tiene muchos beneficios para los recién nacidos.

Coloca a tu bebé únicamente vestido únicamente con un pañal sobre tu pecho desnudo y cúbrelo con una manta. El contacto directo piel a piel reduce el estrés del bebé, mejora su respiración y regula su temperatura corporal.

El contacto piel con piel también fomenta la unión y es ideal para la lactancia.

“Los estudios demuestran que el cuidado canguro puede alentar al bebé a amamantar por más tiempo y ayudar a la madre a producir más leche materna.”

Comer bien

alimentos lactancia

Amamantar y producir leche materna requiere una buena cantidad de energía. Por lo tanto, para obtener un suministro de leche saludable es muy importante alimentar a tu cuerpo con comidas bien balanceadas y refrigerios saludables.

¿Sabías que en la mayoría de los hogares africanos se utilizan hierbas concretas y alimentos seleccionados que promueven la producción de leche materna?

En 2018 se realizó en Ghana un estudio transversal en el que participaron 402 madres lactantes y se llegó a la conclusión de que algunos alimentos y hierbas especialmente seleccionadas, que se utilizan en esa región para mejorar la producción de leche, constituyen una parte importante de la dieta de las madres lactantes, produciendo una mejora en su producción de leche materna.

Los alimentos y hierbas consumidos por las mamás de Ghana se clasifican como galactogogos ya que son sustancias naturales que ayudan a aumentar la producción de leche materna.

Estos galactogogos se clasificaron en tres grupos- ¡y muchos de ellos podrán serte muy útiles ya que están al alcance de todas! – :

Galactogogos relacionados con las hierbas que incluyen vegetales como el Abemudro, el yute o la chufa

Galactogogos calientes como las gachas de mijo caliente, té negro caliente o gachas de sal petre caliente

Gaactogogos relacionados con maní como el puré o sopa de maní, gachas de maíz con maní, sopa de hojas de Bra (Hibiscus sabdariffa) con maní o sopa de Werewere (Citrulus colocynthis)

Bebe mucho líquido

La leche materna se compone de aproximadamente un 90% de agua, así que no olvides beber suficientes líquidos todos los días.

Beber de 6 a 8 vasos de agua u otros líquidos saludables como leche, jugo o té debería ser suficiente para mantenerte hidratada.

Descansar un poco

“Según estudios científicos el cansancio y el estrés son uno de los causantes más comunes relacionados con una producción de leche baja.”

Si bien puede ser difícil encontrar tiempo para relajarse durante los primeros meses de la maternidad, es muy importante. Trata de tomar una siesta cuando el bebé esté durmiendo y pide ayuda siempre que lo necesites.

 Cuando estás descansada y no estás tan estresada, tu cuerpo puede poner esa energía extra en producir un suministro saludable de leche materna.

¿Qué hacer para producir más leche materna?

Cree en ti misma

La mayoría de las mamás pueden generar y mantener un suministro saludable de leche materna para sus bebés, y es tu también pueda hacerlo.

Siempre que estés amamantando con frecuencia y tu bebé muestre signos de estar recibiendo suficiente leche materna, lo estás haciendo bien. No permitas que el miedo y la inseguridad socaven su confianza, cree en ti misma.

No tengas miedo o vergüenza de pedir ayuda, consejo o alguna confirmación de que las cosas van bien. Hablar con tu médico, asesor de lactancia u otras madres en un grupo de apoyo a la lactancia puede ser todo lo que necesitas para tranquilizarte y mantenerte en el camino correcto para establecer un suministro saludable de leche materna y amamantar con éxito.

Leave a Reply