envoltura de bebé

Qué es el porteo, beneficios y tipos de portabebés

Un buen portabebé puede ayudar mucho a calmar a tu bebé y a conseguir que tanto él como tú durmáis mejor.

Posiblemente, sobre todo si nunca has tenido un bebé, la idea de envolver a tu bebé en un fular evitando que mueva los brazos puede sonar bastante disparatada.

Sin embargo, portear al bebé -llevarlo al bebé cerca del pecho-, es una experiencia maravillosa que crea un sentimiento de protección. Está demostrado que a los recién nacidos les reconforta estar envueltos en estos fulares o portabebés porque les transmite tranquilidad y seguridad. Además, esta experiencia hace que relación entre el recién nacido y el porteador (mama o papá) sea mucho más íntima.

En este artículo te resolvemos estas preguntas sobre el porteo y sus beneficios:

  • ¿Qué es portear?
  • ¿Se puede portear a todos los bebés?
  • ¿Qué tipos de portabebés existen?
  • Pero, ¿durante cuánto tiempo puedes portear a tú bebé?

¿Qué es portear?

La idea es muy simple. ¿Has visto alguna vez a una mamá transportando su bebé envuelto en un gran fular? ¡Ahí lo tienes! En eso consiste el porteo.

Concretamente, portear, es un sistema que permite el transporte del bebé mientras este está en continuo contacto con la mamá (o porteador).

El porteo ofrece gran cantidad de beneficios para el bebé- ¡y también para ti! -:

  1. El contacto físico del bebé con la madre proporciona tranquilidad y seguridad.
  2. Mantiene al bebé seguro mientras duerme evitando el peligro asfixia que existe al usar mantas holgadas y grandes para arroparle.
  3.  Los bebés que son porteados son más tranquilos y lloran menos.
  4. Está demostrado que los recién nacidos con los que se ha utilizado este método han aumentado más rápido de peso y crecen más sanos.
  5. EL porteo favorece el desarrollo psicomotor. Debido a que el bebé se va adaptando a nuestro movimiento durante el porteo desarrollarán un mejor control postural y equilibrio
  6. Llevar al bebé en posición vertical beneficia mucho a su sistema digestivo y facilita la expulsión de gases.

¿Se puede portear a todos los bebés?

Generalmente, el porteo es beneficioso y seguro para todos los recién nacidos. Sin embargo, si tu bebé tiene problemas de cadera como, por ejemplo, displasia es recomendable consultar con tu pediatra cuál es la mejor opción para tu bebé.

Ten en cuenta que todos los bebés son diferentes y a algunos puede que no les guste que los envuelvan. O quizás disfruten del porteo, pero quieran tener sus brazos libres.

Es importante conocer las claves esenciales para un correcto porteo. De esta manera nos sentiremos más seguras y tanto nosotras como el bebé disfrutaremos más de la experiencia.

Lo más importante de todo es comprobar si la espalda, la cabeza y las piernas del bebé están colocadas correctamente:

  1. La espalda: Debe estar recta. Para mantener esta correcta postura, el bebé irá siempre mirando al porteador.
  2. Las Piernas: Deben estar flexionadas. Favoreciendo la posición conocida como ranita. Esta postura se consigue cuando tenemos el culito del bebé al nivel de nuestro ombligo y su cabeza debajo de nuestra barbilla, sin que llegue a tocarnos.
  3. La Cabeza: Si es muy pequeño y aún no aguanta el peso de su cabeza, debemos cubrir la cabecita con el portabebés.

Lo esencial a la hora de portear a nuestro bebé es conocerlo y saber escucharlo… ¿Intrigada? ¿Quieres más información? ¡Echa un vistazo a este vídeo para aprender a portear a un bebé con un fular de primera etapa!

Vea la lista de las mejores portabebés aquí

¿Qué tipos de portabebés existen?

Existen muchos tipos de portabebés aunque todos ellos se pueden diferenciar en dos grandes familias:

  1. Fulares tradicionales: Es un sistema que imita al tradicional de Perú y Bolivia para cargar con el bebé. Se trata de una manta grande y delgada que envuelve al bebé, se puede llevar de frente, en la espalda o en el costado.

Principalmente, hay dos tipos de fulares tradicionales:

  • Fulares elásticos o primera etapa: Ideados para bebés recién nacidos y hasta los primeros seis meses de vida.
  • Fulares tejidos o de segunda etapa: Ideados para bebés con más de seis meses.

El único inconveniente de estos fulares es que lleva unos días aprender las técnicas de anudado para que tanto el bebé como la mamá o el papá se sientan cómodos. Sin embargo, aprender esta técnica puede convertirse en algo divertido, ¡otro reto más durante la maternidad!

  • Mochilas y Pouches: Sin duda dos sistemas mucho más cómodos para los primerizos.  Abarcan diferentes tipos de mochilas para cargar al bebé y pouches, término inglés que significa bolsa. La palabra pouch se usa para referirse a la bolsa abdominal donde los canguros portan a sus crías, ¡exactamente igual que tú con tu bebé cuando lo porteas!

Pero, ¿durante cuánto tiempo puedes portear a tú bebé?

Los recién nacidos generalmente son envueltos en fulares elásticos y semielásticos específicos para los primeros seis meses de vida del bebé. Son conocimos como portabebés de primera etapa.

Cuando el bebé alcanza los 8-9 kilos lo más recomendable es pasar a un portabebé de segunda etapa como la mochila o el fular tejido. Algunas de las mochilas portabebés pueden utilizarse hasta que el bebé alcanza los dos años.

Por otro lado, al dejar de sentir el continuo calor materno de los primeros meses algunos bebés tienen dificultades para conciliar el sueño durante la noche. Para estas situaciones la mejor solución son las mantas de transición o sacos para bebés. Se trata de mantas o sacos portátiles que están diseñados para permitir que los brazos del bebé estén libres, pero aun así proporcionar la comodidad y calor que el bebé siente durante el porteo.

¿Necesitas una recomendación sobre mantitas de transición? ¡Aquí te dejamos un par!:

Boba Wrap

Halo SleepSack

El Halo SleepSack es una manta ajustable ayudará al bebé a sentirse cómodo, seguro y muy calentito.

Traje de dormir mágico de Merlín

Se trata de un conjunto de una pieza bastante grueso que ayuda a restringir los movimientos del bebé sin hacerle sentir incómodo durante la noche.

Leave a Comment