El embarazo semana a semana: El segundo trimestre de embarazo

el segundo trimestre

Durante el segundo trimestre de embarazo se producen gran cantidad de cambios en el feto, que está en continuo crecimiento, y poco a poco tu irás sintiendo un gran alivio al irse reduciendo todos los síntomas del primer trimestre de embarazo.

Para muchas mujeres el segundo trimestre de embarazo es el más cómodo de los tres. La mayoría de los síntomas tempranos del embarazo se irán reduciendo o incluso desaparecerán.

Durante el segundo trimestre de embarazo te sentirás menos mareada (lo que significa que la comida volverá a oler y saber bien por primera vez en mucho tiempo), tus niveles de energía aumentarán y tus pechos serán igual o más de grandes que durante el primer trimestre embarazo, pero se sentirán mucho menos sensibles.

Además, y lo que más suele gustar a las embarazadas, es que el pequeño bulto en la parte inferior de tu abdomen comenzará a parecerse más a una barriga embarazada que a una tripa hinchada después de una comilona.

Mujer embarazada en el segundo trimestre

Las semanas del embarazo durante el segundo trimestre

El segundo trimestre comienza en la semana 14 de embarazo y dura hasta el final de la semana 27.

Estas semanas de embarazo suponen, más o menos a la mitad del embarazo y, sobre la semana 20, te harán una ecografía para comprobar que tu bebé está sano. Además, durante estas semanas del embarazo también puedes averiguar si tu bebé va a ser niño o niña.

Durante el segundo trimestre, tu tripa y tus pechos aumentarán considerablemente de tamaño. Posiblemente necesites empezar a pensar en ropa de premamá, pantalones amplios y camisetas más cómodas.

El segundo trimestre suele ser la etapa en la que más energía tienes del embarazo. Aprovéchala para continuar con tu rutina de ejercicio o empezar a hacer algo de deporte. Es importante que primero hables con tu médico para saber qué actividades son más adecuadas en tu caso, pero caminar, nadar y hacer yoga suelen ser opciones de ejercicio saludable durante el embarazo. También puedes aprovechar esta buena racha para preparar la habitación del bebé, ir a comprar los productos que vayas a necesitar y dejar la casa preparada…

El crecimiento del bebé en el segundo trimestre

Durante el segundo trimestre del embarazo el bebé estará muy ocupado encargándose de crecer fuerte y sano. A las 16 semanas, el cordón umbilical está completamente desarrollado y, a las 18 semanas, el bebé podrá oír; los latidos de tu corazón serán el sonido más fuerte que escuche.

etapas del embarazo mes a mes segundo trimestre

Durante la semana 18 de embarazo, pesará aproximadamente como pechuga de pollo e incluso podrá bostezar y tener hipo. A las 25 semanas, responderá a tu voz y, al final del segundo trimestre, a la de tu pareja.

Si deseas averiguar el sexo de tu bebé, podrá hacerlo en la ecografía de las 20 semanas (¡suponiendo que el bebé coopere!). Alrededor de la semana 21 deberías poder sentir que sus brazos y piernas dan pequeños golpes y patadas en tu vientre.

Aproximadamente en la semana 23, el bebé comienza a aumentar de peso y llegará a duplicar su peso antes del final del segundo trimestre.

Al final del segundo trimestre, el bebé habrá desarrollado patrones de sueño regulares, lo que generalmente significa que tus movimientos regulares lo adormecen durante el día y se levanta y está listo para la fiesta cuando usted se acuesta a dormir.

Mujer embarazada

Durante estas semanas del embarazo el bebé sufrirá estos cambios:

  • Cabello, piel y uñas: alrededor de la semana 16, los primeros pelos diminutos del bebé comienzan a brotar y, para la semana 22, también tiene pestañas y cejas. Durante estas semanas la piel del bebé estará cubierta de lanugo.

El lanugo es un vello corporal fino y aterciopelado que aparece en los fetos durante el segundo trimestre de embarazo debido a que su piel aún es muy fina y todavía hay ausencia de grasa subcutánea. El lanugo actúa de capa protectora.

Alrededor de la semana 19, junto con el lanugo se forma el vérnix caseoso. Se trata de una fina capa que recubre la delicada piel del bebé para protegerla de las agresiones de algunas sustancias con capacidad irritante que se encuentran en el líquido amniótico. Tanto el lanugo como el vérnix caseoso se desprenderán antes del nacimiento o en los primeros días de vida.

  • Sistema digestivo: el sistema digestivo del bebé se forma completamente al principio del segundo trimestre. Durante estas semanas de embarazo el bebé comienza a succionar y tragar. Además, incluso puede saborear los alimentos que consume a través de su líquido amniótico, lo que según las investigaciones puede influir en sus preferencias fuera del útero (razón de más para comer una dieta de embarazo saludable llena de una variedad de frutas y verduras frescas).

Los sistemas de eliminación de desechos del bebé también estarán trabajando duro: aunque todavía se alimenta a través de la placenta, toda esa ingestión significa que hará mucho más pipí.

  • Los sentidos: los oídos y los ojos comienzan a moverse y funcionar. Para la semana 22 de embarazo, sus sentidos estarán en pleno desarrollo. Esto significa que el bebé está comenzando a oler, ver y oír, y esos que sus pequeños ojitos comienzan a abrirse poco a poco.
  • Corazón: a las 17 semanas, el corazón del bebé ya no late espontáneamente, ya que su cerebro ahora regula los latidos, que deberían poder escucharse con un estetoscopio en la semana 20.

En la semana 25, comienzan a formarse capilares para transportar sangre oxigenada a través de su cuerpo.

Bebé de 25 semanas

Cambios en tu cuerpo durante el segundo trimestre de embarazo

Durante el segundo trimestre de embarazo algunos de los primeros síntomas del embarazo irán desapareciendo mientras que otros puede que persistan, como la acidez y el estreñimiento.

Al mismo tiempo, nuevos síntomas pueden aparecer por primera vez a medida que tu vientre continúa creciendo y aumentan los niveles de hormonas del embarazo:

  • Congestión general: el flujo sanguíneo aumenta y esto provoca que las membranas mucosas de su cuerpo estén más congestionadas. ¡Puede que ronques por primera vez!
  • Inflamación leve de los tobillos y los pies: la inflamación la suelen experimentar aproximadamente tres de cada cuatro mujeres embarazadas, comienza aproximadamente en la semana 22 de embarazo (aunque a veces antes) y dura hasta el parto.

Para reducir la hinchazón, trata de mantenerte activa, pon los pies en alto cuando no estés en movimiento y evita períodos prolongados de pie o sentada. También es bueno dormir de lado.

  • Encías sensibles: es muy habitual que las encías y boca en general se sensibilicen durante el embarazo. Algunas personas incluso sufren algo de sangrado. Asegúrate de mantener una buena higiene bucal durante el embarazo y si los dolores aumentan o con constantes no dudes en acudir a tu dentista.
  • Cambios en la piel: es probable que notes cambios en la piel durante el segundo trimestre. Durante el embarazo, tu cuerpo produce más melanina (el pigmento que le da color a la piel), así que quizás se te oscurezca un poco la piel de los pezones y te salgan manchas marrones en la cara, lo cual recibe el nombre de cloasma o «máscara del embarazo». También puede aparecerte la linea nigra, una línea oscura que va desde el ombligo hasta el pubis
cambios en la piel durante el embarazo

A medida que el bebé va creciendo y tú vas de aumento de tamaño, es probable que sientas la piel seca y tengas picores o te salgan estrías. El aceite de rosa de mosqueta y el Aloe Vera serán tus mejores amigos para tratar con estos escozores y estrías.

  • Calambres en las piernas: estos calambres generalmente comienzan en el segundo trimestre y duran hasta el tercero. No solo se debe a las hormonas y el peso, sino también a la escasez de calcio o magnesio. Es muy importante que mantengas una dieta saludable y bien equilibrada durante todas las semanas del embarazo.
  • Mareos y vértigos: son causados por la presión arterial baja que se tiene durante el segundo trimestre de embarazo. Esto es debido, en parte, a toda la sangre extra que bombea tu cuerpo. Tómatelo con calma, come muchas comidas pequeñas y llénate de líquidos para reducir los síntomas.
  • Dolor en la parte inferior del abdomen: este dolor es también conocido como dolor del ligamento redondo, ya que los ligamentos que sostienen el abdomen se estiran para soportar el aumento de tamaño del abdomen.
  • Varices: las varices aparecen durante el embarazo debido a la mala circulación, pero, afortunadamente, deberían encogerse o desaparecer después del embarazo si no las tenías antes de estar embarazada.
  • Aumento de peso: en el segundo trimestre es cuando realmente comenzarás a aumentar de peso durante el embarazo. Tu apetito probablemente aumentará y posiblemente engordarás alrededor de medio kilo por semana para coger un total de unos 6 o 7 kilos durante el segundo trimestre de embarazo.

Todos los síntomas que hemos enumerado anteriormente son perfectamente normales y temporales. También lo son los sentimientos de aprensión, irritabilidad, olvido e incluso frustración que podrás sentir durante las semanas de embarazo del segundo trimestre.

La dieta durante el segundo trimestre de embarazo

Con suerte tu apetito habrá vuelto a estas alturas por lo que debes asegurarte de comer sano y de obtener los buenos nutrientes tanto para ti como para el bebé.

El segundo trimestre embarazo no es el momento para contar las calorías sino todo lo contrario disfruta de la comida y cuídate. Una dieta bien equilibrada con muchos cereales integrales, frutas y verduras frescas, proteínas magras y grasas saludables, como la que aporta el aguacate.

dieta para el embarazo

En general, las personas embarazadas deben comer entre 2200 y 2900 calorías de alta calidad al día. Debes tratar de aumentar tu ingesta de calcio (en yogur y verduras de hojas verdes oscuras como la col rizada y las espinacas) y hierro (los frijoles, el tofu, las nueces y las almendras son buenas opciones sin carne).

Hay algunos alimentos que conviene evitar durante el embarazo:

  • No es necesario que evites totalmente el café, pero si consumes mucho durante el día lo mejor sería que redujeses su ingesta.
  • Es una buena idea evitar el pescado que contenga altos niveles de mercurio, como el atún y otros pescados grandes.
  • Evita ingerir quesos crudos, fiambres y salchichas, debido al riesgo de listeria. La listeria es una enfermedad transmitida por algunos de estos alimentos que corres un mayor riesgo de contraer cuando estás embarazada.
  • En cuanto al alcohol, la mayoría de los médicos dirán que lo evites por completo, aunque no hay estudios que indiquen que una copa de vino ocasional tenga efectos negativos en los bebés. Sin embargo, debes intentar evitarlo y únicamente darte el capricho en ocasiones muy especiales. Es mejor no arriesgar.

El sexo en el embarazo

El embarazo también causará cambios en tu vida sexual a medida que tanto tu como tu pareja afrontáis los cambios corporales, los síntomas físicos y emocionales.

A menos que esté contraindicado expresamente por el ginecólogo, el sexo es perfectamente posible y, sobre todo, saludable durante el embarazo. Algunas mujeres se encuentran más calientes que nunca, con sangre adicional fluyendo a todos los lugares correctos mientras que otras no se sienten tan animadas.

sexo durante el embarazo

El segundo trimestre de embarazo es el momento de mayor actividad sexual ya que es cuando las molestias se reducen y el volumen tu vientre no supone ningún impedimento.

Es en estas semanas de embarazo, de la 14 a al 27, cuando meses debéis aprovechar más ya que en el tercer y último trimestre el deseo sexual se ve reducido por las molestias, la incomodidad de la tripa y la dificultad para moverse.

La práctica de sexo durante el embarazo produce muchos beneficios psicológicos y fisiológicos:

  • Estimula la circulación sanguínea y provoca la liberación de endorfinas, que son agentes del bienestar y de la felicidad
  • Contribuye a reducir tensiones y mejorar el estado psicológico de la madre y del bebé
  • Durante el embarazo puede que tu autoestima se vea reducida debido a la gran cantidad de cambios que vivirás. El deseo sexual puede ser útil para recordarte que sigues siendo atractiva, poderosa y válida como amante

Además, no te olvides de…

  • Empezar a pensar en nombres para el bebé esto te mantendrá motivada con el largo proceso del embarazo
  • Hablar con tu médico sobre hacer ejercicio de forma segura
  • Hablar con tu médico para pedir una ecografía, así como otras pruebas que aseguren que todo va bien
  • Informarte sobre las preferencias para el parto
  • Plantear tu baja de maternidad a tus superiores en el trabajo

Aprenda sobre el tercer trimestre del embarazo.

Leave a Reply