bolsa bebe hospital

Bolsa Bebé Hospital: Lo que debes llevar

Aproximadamente 3 semanas antes de la fecha prevista para el parto toda mamá debería preparar la bolsa para el hospital del bebé. A partir de esta fecha el bebé podría venir en cualquier momento, aquí te dejamos algunas ideas sobre lo que necesitas empaquetar en tu bolsa bebé hospital para antes y después de dar a luz.

¿Cuándo organizarlo todo?

Como mencionábamos al inicio del artículo lo ideal es tener tu bolsa de hospital preparada unas 3 semanas antes del parto. En torno a la semana 36 o 37 deberíamos saber exactamente todo lo que vamos a necesitar e ir preparándolo, a excepción de las cosas de último minuto, como el cepillo de dientes.

Algunas de las cosas que añadirás a tu bolsa serán esenciales- por ejemplo, necesitarás un asiento para el bebé- y otras varían según la persona. Es muy importante tener presente que a la hora de dar a luz todas necesitamos cosas que nos hagan sentir cómodas y nos recuerden a casa.

¿Qué incluir en la bolsa para el bebé?

Después de que todas tus cosas estén listas en la bolsa para el hospital puedes empezar a centrarte en qué necesitará tu bebé en sus primeros días de vida:

ropa de bebé
  • Asiento para el bebé: Si vas a conducir de vuelta a casa necesitarás obligatoriamente un asiento para el coche que deberá estar instalado perfectamente el día que te marches del hospital. Puedes encontrar los mejores asientos para bebé aquí.
  • Ropita para la vuelta a casa: Debido a que no sabrás cuál será el tamaño exacto de tu bebé te recomendamos empacar diferentes conjuntos de varias tallas. Algunas ideas sobre qué ropita llevar en la bolsa para el hospital son:
    • Pijamas de manga corta o larga
    • Bodies
    • gorritos
    • Calcetines
    • Baberos
    • Chupetes
    • Pañales de recién nacidos
  • Neceser de aseo que incluya jabón natural, esponja suave, cremita hidratante, pomada y toallas de algodón.
  • La información de contacto de tu pediatra. Los médicos y las enfermeras le pedirán esta información varias veces. Comprueba que el correo electrónico y teléfono del consultorio del pediatra estén incluidos para que puedan reenviar fácilmente los registros médicos de tu bebé.
  • Si planeas alimentar al bebé con biberón desde el principio, es bueno que lleves al menos dos biberones al hospital.

¿Qué incluir en la bolsa de hospital para la mamá?

Lo mejor es comenzar la bolsa con las cosas que sabes que vas a necesitar:

Bebé recién nacido
  • El plan del parto, donde se indican las medidas médicas que deseas y no deseas durante el mismo. Es una buena idea dejar uno en la habitación del hospital y subrayar las ideas más importantes. Recuerda que en esta situación te vas a sentir mucho más cómoda si todos- incluida tu- estáis bien informados.
  • Documento de identidad, tarjeta sanitaria y cartilla de alergias
  • Carpeta con toda la documentación del parto
  • Un albornoz o una bata con apertura delantera. Esto te va ayudar mucho a la hora de dar el pecho al bebé.
  • Neceser de aseo que incluya cepillo de dientes, pasta de dientes, cepillo para el pelo, crema hidratante, coleteros o pinzas para el pelo, cacao para los labios, desodorante, tapones para dormir etc.
  • Si vas a dar el pecho te será muy útil empaquetar al menos dos sujetadores de lactancia
  • Crema hidratante para la tripita y pezones – si vas a dar el pecho-. Esta crema evitará la aparición de heridas o grietas.
  • Ropa cómoda para el hospital. Recuerda tener en cuenta el momento del año en el que estás dando a luz y la temperatura ambiente del hospital a la hora de empaquetar calcetines, camisetas, blusas, pantalones, faldas etc.
  • Braguitas desechables. Se trata de algo imprescindible muy recomendado por matronas y ginecólogos. Además, si tienes un parto por cesárea estas braguitas te van a ser muy útiles ya que no tienen costuras y no te van a rozar con la cicatriz.
  • Zapatillas cómodas o de estar por casa. Preferiblemente que tengan apertura trasera pero que sean cerradas por delante, esto asegurará una mayor sujeción y mantendrá tus pies calentitos.
  • Toalla de baño y cojines. No hay nada mejor que tus propias toallas limpias con olor a casa. Aunque te suene extraño las toallas de baño te harán sentirte como en casa después de darte una ducha y tu cojín o cojines favoritos se asegurarán de que estés 100% cómoda al descansar en la cama del hospital.
  • Una caja de compresas postparto, se van a encargar de absorber los loquios del postparto. Deben ser 100% de algodón y muy absorbentes.
  • Cargador el móvil extralargo, muchas madres se sorprende al ver lo lejos que está el enchufe de la cama del hospital lo que hace imposible estar en la cama mientras usas tu teléfono.
  • Snacks, bebidas, algún libro para leer o incluso alguna foto de familia y amigos. Todo esto puede cambiar radicalmente tu estancia en el hospital haciendo que esta sea mucho más agradable y ayudándote a sentir más confiada.
  • Bolsa de ropa sucia

¿Qué es lo que debería empaquetar tu acompañante?

Si alguien te va a acompañar durante el parto y va a permanecer contigo es inteligente que también empaque una pequeña bolsa. Además de ropa de cambio y un neceser – seguramente también necesite lavarse los dientes- aquí dejamos un par de ideas interesantes para empaquetar:

  • ¡Un montón de snacks o aperitivos!  Un poco de todo:
    • Algo salado como unas galletas saladas
    • Algo dulce como M&M, ositos de goma o cualquier cosa de tu gusto
    • Barras de energía o cereales
    • Fruta fresca o deshidratada
  • Libro, iPad, auriculares o cualquier entretenimiento en general

En conclusión…

  • Prepara con tiempo tu bolsa para el hospital y piensa en cómo quieres que sea todo, así te sentirás mucho más cómoda y relajada con la idea de pasar allí unos días.
  • Lleva contigo las prendas más cómodas e intenta tener una mano todo lo que crees que puedas necesitar, pero no te asustes si olvidas algo. Todo se puede solucionar.
  • Tu acompañante tiene que pensar también en las cosas que va a necesitar durante su estancia en el hospital.

Empacar su bolsa de hospital para bebés con todo lo que necesita para una estadía cómoda hará que la experiencia sea mucho más agradable y valga la pena.

Leave a Comment